JUSTICIA OLVIDADA EN SORIA


7 jun. 2019



Desde el Sector de Justicia de CCOO denunciamos:

Que tras la reciente visita del Ministro del Interior anunciando que la apertura de la nueva cárcel está más cerca:
Constatamos el total olvido de la Justicia en Soria al no mencionar para nada la creación de un Juzgado de Vigilancia Penitenciaria en Soria, que es necesario para dar servicio al nuevo centro penitenciario, teniendo previsto atender al mismo desde el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Burgos, como se realiza actualmente, mientras que todos los exhortos (Notificaciones, citaciones, emplazamientos a internos) los realizarían los Juzgados de 1ª Instancia e Instrucción de Soria, que supondrá la sobrecarga de los mismos, debido al gran número de internos que va a tener el nuevo centro penitenciario, sin haber previsto ningún aumento de la plantilla alguno, ni la creación de servicio a tal fin.
A esta situación de abandono de la Justicia en Soria ya nos deberíamos haber acostumbrado, pues el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León con sede en Burgos, tras la atribución de la competencia en clausulas suelo al Juzgado nº 4 en exclusividad, y visto que con el paso del tiempo al aumentar la carga de trabajo de los Juzgados de Soria se producen problemas, propone:

      Se presenta el mantenimiento de la exención del reparto al Juzgado de 1ª Instancia nº 4 como una solución tras la adjudicación de la competencia de los procedimientos conocidos como de cláusulas suelo, que ha supuesto un aumento de la carga de trabajo de dicho Juzgado, y el trabajo del anterior Juzgado a repartir entre el resto de Juzgados Soria dependiendo del resto de exenciones, cuando lo correcto hubiera sido aumentar dotacionalmente la plantilla en proporción al trabajo recibido. Propuesta que no se toma en consideración alguna, ya que la solución aplicada ha llevado a una mayor carga de trabajo en los Juzgados de Soria, en detrimento del Servicio Público y sin compensación alguna por parte de los trabajadores que sufren dicho aumento de su trabajo.

        2. Para realizar un reparto equitativo de la carga de trabajo entre los Juzgados, se debe valorar todo el trabajo de una manera correcta, valorando las horas que son necesarias para tramitar cada procedimiento, valorando cada procedimiento con sus determinadas características, pues no conlleva las mismas horas de trabajo un procedimiento ordinario que un monitorio. Y lógicamente se debería valorar todo el trabajo que lleva cada Juzgado, pues es sorprendente como no se hace referencia alguna a los procedimientos de ejecución que lleva cada Juzgado o los exhortos (que con la apertura de la nueva cárcel van a aumentar exponencialmente), cosa que dicho órgano no realiza ya que la ejecución tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil no es competencia de los Jueces, sino de los Letrados, realizando un desprecio total al resto de funcionarios judiciales al no tener en cuenta dicho trabajo a la hora de proponer el reparto.

         3.     La solución propuesta de modificación de exenciones lo único que produce es un enfrentamiento entre los trabajadores de los Juzgados que se en nada beneficia a la Administración de Justicia, sintiéndose todos perjudicados cada modificación de las normas de reparto, ya que en absoluto es un buen mecanismo, para la corrección de un problema generado por la mayor atribución de la carga de trabajo, sólo se soluciona reforzando los medios materiales y plantillas, para poder dar salida a la misma, no realizando un juego de trileros que no es la solución alguna.

         Constatamos como los máximos representantes de la Administración de Justicia, no apuestan por nuestra provincia, ni por mejorar el Servicio Público, ya que desde hace 15 años no se crea órgano judicial alguno, y para sorpresa de todos ni con la apertura de la Nueva cárcel, que va a suponer el mayor atasco de la Administración de Justicia en Soria, al no estar prevista medida alguna para afrontar dicha circunstancia, vemos como en otras provincias se dotan de nuevos edificios, mientras en nuestra capital se realiza un lavado de cara de un edificio de cuatro siglos que no es el adecuado acoger a las Oficinas Judiciales.

       Basta ya de un abandono del Ministerio de Justicia que no hace sino aumentar el desagravio que llevamos tanto tiempo soportando en esta provincia.
Imprimir artículo